Diferencia entre caja de ahorros (cuenta de ahorros) y cuenta corriente

Diferencia entre caja de ahorros (cuenta de ahorros) y cuenta corriente
5 (100%) 1 voto

Las cajas de ahorro o cuentas de ahorro y las cuentas corrientes son de las más comunes en el sistema bancario, pero presentan diferencias entre sí.

Diferencias entre caja de ahorro (cuenta de ahorros) y cuenta corriente

  • DENOMINACIÓN – Según el país se denominan cajas de ahorro o cuentas de ahorro, mientras que la cuenta corriente se conoce de esta manera en distintos países.
  • TIPO DE USUARIO – Las cajas de ahorro son utilizadas principalmente por personas naturales, mientras que las cuentas corrientes por empresas, firmas financieras o compañías que requieren de sus servicios particulares.
  • TALONARIO DE CHEQUES O CHEQUERA – Las cuentas corrientes incluyen como parte del servicio una chequera que es útil para entregar o recibir dinero, mientras que las cajas de ahorro o cuentas de ahorro no disponen de esta posibilidad.
  • MONTO DE APERTURA – Aunque según sea el caso se puede exigir una cantidad mínima de dinero para abrir una caja de ahorro, los montos son bajos o nulos, mientras que las cuentas corrientes sí requieren de un saldo más alto, el cual varía de acuerdo con el banco y el país.
  • TASA DE INTERÉS – En las cajas de ahorro o cuentas de ahorro se paga una tasa de interés por guardar el dinero en el banco (aunque es de los más bajos del mercado), mientras que en una cuenta corriente no hay tasas de interés o rendimientos sobre el saldo.
  • SOBREGIRO – Las cuentas corrientes permiten contar con un cupo adicional que se denomina sobregiro, el cual permite al cliente disponer de un monto extra para la realización de pagos, si se emite un cheque y no se tienen los fondos suficientes. En las cuentas de ahorros o caja de ahorro esta función no existe y las transacciones van a depender en exclusiva del saldo allí almacenado.

Que es y para que sirve una caja de ahorros (cuenta de ahorros)

Una caja de ahorro es un producto básico dentro del sistema bancario en donde la persona accede a una tarjeta débito y cuenta con la posibilidad de extraer su dinero desde cajeros automáticos o realizar compras con su tarjeta, directamente con el saldo de su cuenta. La tasa de interés que se ofrece por conservar el dinero en una caja de ahorro es la más baja de todos los productos existentes.

Tipos de caja de ahorro (cuenta de ahorro)

Los tipos de caja de ahorros o cuenta de ahorros dependen de lo que sea ofrecido por cada banco como parte de su servicio. Algunos ejemplos de sus clasificaciones son:

  • Cuentas de ahorro para niños – Estrategia pensada para estimular el ahorro desde temprana edad.
  • Cuentas de ahorro para jóvenes – En este caso se invita a que aprendan a manejar el dinero y a contar con una tarjeta de débito para involucrarse con las transacciones electrónicas.
  • Cuentas de ahorro convencionales – No hay límites de edad para acceder a ellas y cumplen con las funciones tradicionales.
  • Cuentas de ahorro de nómina – Son cajas de ahorro que están pensadas para recibir los pagos de salario o de nómina al trabajar con una empresa. No hay diferencia con las demás.

Requisitos para abrir una caja de ahorros (cuenta de ahorros)

Cada banco estipula los requisitos para abrir una cuenta de ahorros, pero en términos generales las exigencias son mínimas.

  • Cumplir con un requisito de edad.
  • Diligenciar la documentación requerida.
  • Firmas los formularios.
  • Cumplir con un monto mínimo de dinero para su apertura (si es necesario).

Que es y para que sirve una cuenta corriente

Una cuenta corriente funciona como una opción de depósito en la que se puede meter y sacar dinero en cualquier momento, en lugar de lo que permite una caja de ahorros o cuenta de ahorros, en este caso sí se necesita de un monto específico, el cual varía según sea el banco y no va a generar intereses sobre el saldo que se posee al finalizar el mes.

Las cuentas corrientes suelen ser el instrumento financiero que más utilizan las finanzas corporativas de las empresas para realizar los pagos a sus proveedores, pagar por sus servicios, pagar las nóminas o cobrar. Una de sus diferencias es que cuentan con un talonario de cheques o chequera que es tradicional para entregar o recibir dinero.

Tipos de cuenta corriente

Cada banco puede ofrecer distintos tipos de cuenta corriente, pero a grandes rasgos las comunes son:

  • Cuenta corriente persona – Se abre a nombre de una persona natural. Quien es el titular y gira es la misma persona.
  • Cuenta corriente colectiva – Se abre a nombre de dos o más personas naturales. En ella el titular son las personas registradas ante el banco y quien gira es la persona que emite el cheque.
  • Cuenta corriente corporativa – Se abre a nombre de: empresas, fundaciones, persona jurídica, sociedad de hecho, entre otras. El titular es el representante legal y las firmas que están autorizadas son las que van a girar cheques con esta cuenta.
  • Cuenta corriente de entidades públicas – Cuentas corrientes abiertas por entidades del sector público. La firma recae en las personas autorizadas para girar cheques desde esa cuenta.

Requisitos para abrir una cuenta corriente

Según el banco y la legislación del país los requisitos pueden variar, pero en general son:

  • Presentar la documentación personal requerida.
  • Cumplir con requisitos tributarios y de identificación.
  • Fotografías de los interesados.
  • Informes bancarios actualizados.
  • Constatar que no hay prohibiciones para abrir cuentas corrientes.
  • Antecedentes sobre la actividad y solvencia del cliente (pensando en el sobregiro).
  • Cumplir con las condiciones generales relativas al servicio de una cuenta corriente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *